Prueba del Polígrafo

Servicio de Polígrafo – Evaluación de Testimonio

Acreditación de la Veracidad del Testimonio (prueba del polígrafo) mediante la aplicación de técnicas de Psicofisiología Forense: Polígrafo. Nuestros servicios son requeridos frecuentemente por particulares que necesitan esclarecer la verdad sobre un hecho concreto.

También necesitan nuestra presencia empresas afectadas por situación que requieren un esclarecimiento sin afectar a la imagen corporativa, de forma privada y discreta.

Confidencial & Seguro

El Polígrafo o Prueba del Polígrafo

Hace 20 años el polígrafo o prueba del polígrafo era conocido únicamente por profesionales pertenecientes a sectores tan herméticos como las agencias de espionaje, así la CIA, KGB y demás nidos de espías contaban con esa herramienta para evitar infiltraciones enemigas, fugas de información, etc. No había posibilidad de participar en un programa secreto de Rusia, EE.UU. o Israel sin ser sometido al detector de mentiras.

Habiendo demostrado su eficacia en los campos antes referidos, la aplicación del polígrafo se extendió a la industria estratégica, centrales nucleares, ingeniería I+D, reclutamiento de policía, jueces y fiscales.

Origen del polígrafo

Científicos europeos, la mayoría de ellos italianos, tales como Galvani, Lombroso, Mosso o Benussi, crean la base científica del funcionamiento del polígrafo. Sin embargo, la construcción de la primera máquina – polígrafo vendría de la mano de John Larson, un joven oficial de policía de Berkeley, California, EE.UU., siendo este el primer aparato capaz de medir en tiempo real la respuesta fisiológica de un sujeto estimulado por preguntas relacionadas con un hecho bajo investigación, generalmente un crimen.

¿Cómo funciona el polígrafo?

De como nos presenta la televisión el funcionamiento del polígrafo a la realidad hay un trecho importante. Lo primero que tenemos que aclarar, por muy decepcionante que pueda parecer, es que el en sí no es un detector de mentiras, es simplemente una máquina capaz de registrar en un gráfico las variables emocionales de un sujeto al responder a preguntas que pueden comprometerle.

¿Decepcionado? Espero que no, te explico, el polígrafo es como si fuera una máquina de rayos “X”, que puede hacer una radiografía que solo un experto puede interpretar. Así, el polígrafo por si mismo no puede determinar quién miente o dice la verdad, eso solo lo puede hacer el profesional experto en evaluar la credibilidad de un testimonio apoyándose en la lectura e interpretación de unos gráficos generados por una máquina como el polígrafo, es decir, el verdadero detector de mentiras no es la máquina sino el experto que interpreta su registro.

Fiabilidad de la prueba del polígrafo o detector de mentiras

Responder a esta pregunta no es nada fácil, al menos dar una cifra exacta de compromiso de fiabilidad, es en realidad la pregunta de millón de euros, pues todo el que tiene una duda y quiere recurrir al polígrafo para resolverla lo primero que se plantea es el grado de fiabilidad de la prueba.

¿Cuál es la fiabilidad de un médico en su diagnóstico, y la de un juez en su veredicto? Todos sabemos que para ser médico hay que estudiar muchos años y que para ser juez pasa algo parecido, sin embargo, esos dos tipos de profesionales suelen tener mucho menos acierto que el polígrafo en manos de un experto.

El médico pedirá pruebas adicionales antes de diagnosticar, y cuando nos veamos en la necesidad de pasar por el quirófano elegimos siempre a quien tenga mejor reputación, generalmente basada en la experiencia, no simplemente a quien haya superado los estudios de medicina.

Con el juez lo tendremos un poco peor, nos asignaran uno y no podremos cambiar si no nos gusta. Un juez nos podrá condenar o absolver sin pruebas, simplemente en base a su buen criterio, dependiendo de algo tan subjetivo como su propia opinión, a cómo le caigas, e incluso, si estas en España, a tu género, a si litigas contra un hombre o contra una mujer, así de simple.

En cambio, el polígrafo, que no discrimina entre géneros, nos ofrece más fiabilidad, no tanto como la prueba de ADN, la más exacta que existe, pero sí por encima de otras pruebas forenses como la balística, grafología, etc.

El polígrafo, en manos expertas tiene una fiabilidad acreditada de más del 90% llegando a estribar entre el 92-98% en casos donde se apliquen cuestionarios reducidos a tres o cuatro preguntas relevantes.

¿Dónde se usa el Polígrafo?

Responder a esta pregunta no es nada fácil, al menos dar una cifra exacta de compromiso de fiabilidad, es en realidad la pregunta de millón de euros, pues todo el que tiene una duda y quiere recurrir al polígrafo para resolverla lo primero que se plantea es el grado de fiabilidad de la prueba.

¿Cuál es la fiabilidad de un médico en su diagnóstico, y la de un juez en su veredicto? Todos sabemos que para ser médico hay que estudiar muchos años y que para ser juez pasa algo parecido, sin embargo, esos dos tipos de profesionales suelen tener mucho menos acierto que el polígrafo en manos de un experto.

El médico pedirá pruebas adicionales antes de diagnosticar, y cuando nos veamos en la necesidad de pasar por el quirófano elegimos siempre a quien tenga mejor reputación, generalmente basada en la experiencia, no simplemente a quien haya superado los estudios de medicina.

Con el juez lo tendremos un poco peor, nos asignaran uno y no podremos cambiar si no nos gusta. Un juez nos podrá condenar o absolver sin pruebas, simplemente en base a su buen criterio, dependiendo de algo tan subjetivo como su propia opinión, a cómo le caigas, e incluso, si estas en España, a tu género, a si litigas contra un hombre o contra una mujer, así de simple.

En cambio, el polígrafo, que no discrimina entre géneros, nos ofrece más fiabilidad, no tanto como la prueba de ADN, la más exacta que existe, pero sí por encima de otras pruebas forenses como la balística, grafología, etc.

El polígrafo, en manos expertas tiene una fiabilidad acreditada de más del 90% llegando a estribar entre el 92-98% en casos donde se apliquen cuestionarios reducidos a tres o cuatro preguntas relevantes.

¿Dónde se usa el Polígrafo?

Podemos decir sin temor a equivocarnos que el uso del polígrafo esta en plena expansión, así como la necesidad de atajar y limitar en lo posible el aumento exponencial de los delitos protagonizados por funcionarios y empleados corruptos y desleales a empresas y administraciones gubernamentales.

También se usa a nivel privado, a requerimiento de personas que necesitan solventar problemas e inquietudes tan cotidianas como si pueden confiar en su pareja o no en supuestos relacionados con infidelidades, traiciones, asuntos económicos, de índole familiar etc.

Por último, el polígrafo se usa en programas de televisión, generalmente como una forma de entretenimiento, que a su vez presenta dos tipos de situaciones:

De una parte, tenemos a personas anónimas que han sido difamadas y que necesitan recuperar su buen nombre, pese a la exposición mediática de su caso, tal y como sucedía en “La Hora de la Verdad” de Boomerang TV para Antena 3 TV, hoy conocida como Atresmedia.

De la otra, somos testigos de la explotación del fenómeno televisivo del polígrafo en su vertiente más soterrada o torticera, así se usa para dar un barniz de credibilidad a situaciones, declaraciones o acciones supuestamente protagonizadas por famosos, que ni siquiera han ocurrido en la realidad, pero que sirven para hacer caja a grupos de televisión como Mediaset Italia y España, destacando entre todas sus presentaciones el denominado Polideluxe, donde se engaña de forma descarada al espectador, simulando el uso del polígrafo en una acción que en realidad no tiene lugar, pues los resultados son determinados siempre y sin excepción por los guionistas y la dirección del programa de TV.

¿De qué partes consta la prueba del polígrafo?

La prueba del polígrafo se utiliza cuando esta en entredicho la credibilidad del testimonio de una persona bien sea por sus antecedentes laborales, profesionales, o por cuestiones varias como pueden ser la resolución de un hecho determinado en el tiempo. Dicho de otra forma, no puede usarse como medio de conocer una opinión u acción futura, sino un hecho en el que el sujeto que se somete a la prueba ha podido participar directamente.

Una vez determinada la necesidad de realizar la prueba poligráfica, esta consta de:

Entrevista, fase donde se determinan los contornos de la actuación, conociendo de primera mano el testimonio de la persona a evaluar, así como las sospechas que recaen sobre él o ella, a fin de poder diseñar un cuestionario de preguntas acordes con el hecho que se investiga.

Aceptación de la prueba mediante la firma del documento de conformidad, asegurando el evaluado conocer las preguntas y su voluntariedad a contestarlas sujeto a un polígrafo, con descripción de quien está habilitado a conocer los resultados de la evaluación.

Grabación de preguntas y respuestas en la aplicación basada en el entorno Windows, que será usada para la obtención de los gráficos, al menos tres.

Instalación de los sensores del polígrafo sobre la anatomía del sujeto objeto de evaluación, con dos neumógrafos, torácico y abdominal, un brazalete cardio, un pletismógrafo y un galvanómetro en la palma de la mano o las yemas de los dedos índice y anular.

Los polígrafos modernos están dotados de un sensor contramedidas, mecanismo capaz de detectar cuando el sujeto realiza movimientos encaminados a crear señales en los gráficos que perturben su análisis. Así cualquier examen de polígrafo que veamos en TV donde el sujeto objeto de la evaluación de su testimonio esté gesticulando, moviéndose, aunque sea ligeramente, no tiene validez.

El software del polígrafo puede ofrecer una primera opinión de si la persona supera la prueba, si bien, el resultado definitivo se alcanza mediante el análisis numérico de los gráficos que se realiza antes de llegar a las conclusiones definitivas que darán cuerpo al informe final.

Generalmente, antes de concluir la prueba hay una entrevista posterior, una vez que la persona ha sido desconectada al polígrafo, siendo preguntada por las reacciones que ha experimentado durante la prueba.

¿Cuál es el precio de una prueba del polígrafo?

El coste o precio de una prueba del polígrafo o examen poligráfico depende mucho del tipo de evaluación a realizar, de su repercusión o gravedad, pues no es lo mismo determinar una infidelidad que la presunta participación en un hecho delictivo.

Las pruebas poligráficas más comunes son aquellas relacionadas con el ámbito privado, relacionadas con la confianza entre dos personas, generalmente parejas, debido a celos o sospechas de infidelidad.

Si decimos que una prueba de polígrafo nos puede costar entre 300 y 400 euros, podríamos asegurar que es cara o barata dependiendo de su fiabilidad, de la experiencia de la persona que ejecutará la prueba.

Lamentablemente, en Internet se anuncian pruebas de polígrafo ofrecidas por gente sin escrúpulos, incluso con antecedentes penales y judiciales, que simulan tener una empresa dedicada a la poligrafía y que como gancho comercial se amparan en la popularidad que les ofrece aparecer en programas de telebasura vinculados al famoseo.

¿Cuánto tiempo dura la prueba del polígrafo?

No existe un tiempo determinado o estandarizado para una evaluación poligráfica, lo que sí podemos determinar es que las fases de la prueba requieren una dedicación y que es difícil completar todo el procedimiento en menos de dos horas.

En pruebas más estandarizadas, como las diseñadas para procesos de contratación o mantenimiento de confianza de empleados se consigue completar la evaluación en 90 minutos.

¿Qué preguntas tiene una prueba del polígrafo o detector de mentiras?

Con el polígrafo, dependiendo del tipo de caso, se pueden emplear diversas técnicas, estas se refieren a la composición y estructuración de las preguntas que serán presentadas en la evaluación.

De entre los distintos tipos de preguntas destacaremos tres:

Preguntas Neutrales o Irrelevantes, que sirven para establecer una línea de base en los gráficos del polígrafo, a las que la persona evaluada responde con un SÍ, pues no se cuestiona nada en que pueda mentir, por ejemplo:

¿Estás sentado/a ahora?

¿Estamos en el mes de (mes actual)?

¿Es hoy (día de la semana)?

¿Está la luz de esta habitación encendida?

También tenemos preguntas de Contraste o Control, donde se espera y pretende que el sujeto mienta, como por ejemplo.

¿Alguna vez has mentido a alguien que confíe en ti?

¿Has mentido para salir de un apuro?

¿Has hecho algo de lo que te hayas arrepentido después?

¿Alguna vez diste motivo para dudar de tu honestidad?

Obviamente todas estas preguntas son argumentadas por el examinador, de manera que el evaluado tome conciencia de hasta donde le afecta personalmente cada una de estas situaciones. En caso de que, en un acto de sinceridad repentina, la persona objeto de la evaluación responda “SI” a alguna de ellas se le pedirá que responda “NO”, pues hemos de tener una muestra de reacción a la mentira.

Y por último tenemos las Preguntas Relevantes que son el objeto de la evaluación y que nos servirán para saber si una persona miente o dice la verdad, bueno, mejor dicho, para determinar la Credibilidad del Testimonio aportado al responder a las preguntas de la evaluación.

El contenido de este tipo de preguntas emana del hecho a investigar y del desarrollo de la entrevista previa, la que se hace antes de conectar los cables. Así, si la persona objeto de la evaluación realiza admisiones esta pregunta ya no será realizada, pero si formará parte del informe, siendo presentadas aquellas preguntas relevantes a las que se responda NO.

Algunos ejemplos podrían ser:

¿Desde que estás casado/a con xxx, has mantenido relaciones sexuales con alguien más?

¿Has borrado chats de tu teléfono móvil para que no los vea tu pareja?

¿Participaste en la apropiación de los objetos xxx desaparecidos?

¿Has ocultado de tu CV alguna empresa donde hayas trabajado?

¿Has consumido algún tipo de drogas ilegal (xxx, xxx, xxx) en los últimos dos años?

¿Cómo se llama la prueba del detector de mentiras?

Hay varias formas de referirse a la ejecución de una prueba con el detector de mentiras o polígrafo, quizá la más adecuada y exacta sería “Evaluación forense de la Credibilidad de Testimonio”, aunque también se podría resumir como test del Polígrafo, o examen poligráfico.

¿Qué es lo que hace un poligrafista?

El termino poligrafista viene de la cultura popular y emana de Latinoamérica, principalmente de Méjico que es el primer país de habla hispana donde se implanta el uso del polígrafo, sin duda debido a la influencia de los Estados Unidos.

A partir de finales de los años 80, los americanos impulsan programas de actuación sobre diversos países latinoamericanos, especialmente sobre aquellos donde el narcotráfico actúa con mayor impunidad. Así se desarrollan programas que pretende atajar la corrupción de funcionarios en las distintas escalas de la administración de Colombia, México, Bolivia, etc.

El desarrollo del uso del polígrafo a nivel oficial y la proliferación de expertos examinadores en la administración americana da paso a la denominación de Psicofisiólogo Forense, más aceptada por la comunidad científica internacional y asociaciones profesionales como Europolygraph y American Polygraph Association.

El trabajo de un/una Psicofisiólogo Forense es determinar, como perito, la Credibilidad del Testimonio de una persona sujeta a investigación, generalmente por la supuesta participación en un hecho punible.

¿Qué es un poligrafista evaluador?

Los profesionales dedicados a la Evaluación Forense de la Credibilidad suelen contar con una cuidada formación a nivel educativo, destacando en muchos casos su paso por agencias de investigación, policías etc. Se trata en todo caso de personas honestas, con un alto nivel de integridad, ética profesional y sentido de la justicia, que aman su profesión y por tanto reacias a participar en cualquier tipo de situación que le coloque al otro lado de la legalidad.
Así, toda persona quien dedicándose a esta profesión protagonice cualquier tipo de delito y haya recibido una condena será rechazado automáticamente por todas las asociaciones profesionales, no pudiendo seguir ejerciendo en la vida real con un polígrafo.

Infidelidad

Por nuestra consulta han pasado miles de parejas, muchas de ellas han resuelto situaciones embarazosas que llevaban años sin atreverse a afrontar.

Somos conscientes de que pedir a nuestra pareja una última prueba de amor sometiéndose al escrutinio del polígrafo, detector de mentiras o máquina de la verdad es complicado, pero a veces ya no cabe otra alternativa para salir de esa situación  de desconfianza que poco a poco va destruyendo nuestra felicidad

Robo, Hurto o Apropiación indebida

El resultado de la prueba no le servirá para imputar un delito a nadie, pero si podrá diferenciar qué personas siguen mereciendo su confianza.

En Poligrafo.com no pretendemos hacer justicia, pero si dar a nuestros clientes la oportunidad de saber quién ha quebrantado su confianza.

Abusos Sexuales / Pericial Forense / Tribunales

Tanto el maltrato físico y psicológico como el abuso sexual son delitos tipificados en nuestro código penal y que conllevan graves secuelas psicológicas a las personas que los sufren.

Recursos Humanos

Nuevas normativas legales y una cierta desidia de las instituciones públicas a la hora de resolver las amenazas que enfrentan las empresas para protegerse de las pérdidas causadas por la contratación de empleados inadecuados .

Recuperé la confianza, solucione su caso y descubra la verdad

Testimonios de Casos

Cabe destacar que la aplicación del polígrafo en mi caso no es algo que quiera recordar, muchos sentimientos encontrados y mentiras dichas. Sin embargo gracias al examinador y los resultados pude cerrar una etapa de mi vida y recuperar mi paz mental

Anónima

Dejo mi recomendación por aqui: en menos de 2 horas obtuve la certeza para tomar una decisión con confianza y sin arrepentirme

Andrés

Lo recomiendo para todos aquellos que están viviendo una etapa difícil y de mucha incertidumbre en su vida

Anónimo

Investigue muchisimo el tema del polígrafo antes de acudir a una prueba y no estaba muy convencida, para mi sorpresa nada que ver con una prueba verdadera profesional y con un examinador que ha tenido cantidad de gente y casos. 100% recomendable

Gemma

Hola,
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by